Notas de Prensa

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura que la lucha contra la violencia de género “es una política de Estado”

  • Respuesta a una pregunta oral en el Senado
  • Ana Mato recuerda que pondrá en marcha una Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género, pues se trata de “un reto para toda la sociedad”
21 de febrero de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado hoy que la lucha contra la violencia de género no debe ser partidista, sino “una política de Estado”. Mato ha respondido así a una pregunta oral en el Senado de la senadora Mónica Almiñana, del PSC, sobre las líneas de actuación del Gobierno para garantizar la protección efectiva de las víctimas.
 
La ministra ha recordado que, durante su comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, ya expuso sus líneas de actuación, que también ha trasladado a todos los responsables de Políticas de Igualdad de las comunidades autónomas. En concreto, ha reiterado que pondrá en marcha una Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género, que ha calificado como “un reto para toda la sociedad”.
 
Asimismo, ha detallado que el ministerio impulsará una red nacional para potenciar las unidades de violencia de género, dependientes de las delegaciones del Gobierno. Estas unidades duplicarán sus efectivos.
 
Del mismo modo, la ministra convocará en las próximas semanas una comisión interministerial para la erradicación de la violencia de género donde también esté presentes los Ministerios de Justicia, Interior y Empleo y Seguridad Social.
Por último, Mato ha vuelto a anunciar la implantación de un Plan Personalizado de Atención y Protección a las Víctimas de la Violencia de Género, al que podrán acogerse de forma voluntaria las mujeres que sufran malos tratos.
 
“Se trata, en definitiva de coordinar los medios del Estado y de las comunidades autónomas y Ayuntamientos y, si hiciera falta, contar con otras medidas de seguridad privada para poner siempre por delante los intereses de las mujeres”, ha señalado la ministra.