Notas de Prensa

La ministra Ana Mato afirma que “es obligación de todos los responsables públicos garantizar la sostenibilidad del sistema en el futuro”

  • Respuesta a dos preguntas orales del Grupo Socialista en el Senado
  • “Lo fundamental es que los pacientes reciban una atención de la máxima calidad sin tener que pagar por ello”
21 de febrero de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha recordado hoy el compromiso del Gobierno con un modelo de sanidad público, universal, gratuito y de calidad para todos los españoles. Así ha respondido, en el pleno del Senado, a dos preguntas orales de los senadores Roberto Lertxundi y Tomás Gómez.
 
En su contestación sobre la valoración del Gobierno de determinadas propuestas en relación con el copago en determinados servicios  de CC AA gobernadas por el PP, ha recordado que fue Felipe González, con el ministro Julián García Vargas o, más recientemente, Ramón Jáuregui y las ministras Trinidad Jiménez y Leire Pajín, e incluso la ex consejera de sanidad de Cataluña, Marina Geli, todos socialistas, quienes abrieron el debate del copago.
 
Ana Mato, en respuesta al senador Tomás Gómez, le ha preguntado si estaba pensando en el paciente o hacía política con el paciente y, posteriormente, ha concretado: “Usted está haciendo confrontación partidista con la salud. No nos acuse a nosotros de lo que no hacemos, porque ustedes han sido líderes en concertar servicios sanitarios con la iniciativa privada en Andalucía y Cataluña”.
Por otra parte, La ministra ha invitado al senador Lertxundi a sumarse al Pacto por la Sanidad y los Servicios Sociales que ha propuesto en el Parlamento “y en el que estoy trabajando con todas las Comunidades Autónomas y sectores profesionales”.
 
Ana Mato ha enfatizado en que cree “que es obligación de todos los responsables públicos que tenemos competencias en sanidad garantizar la sostenibilidad del sistema para el futuro, protegiéndole de las incertidumbres que generan los avatares económicos”.
 
En esta línea, la ministra de Sanidad ha apuntado a  que “se trata de hacer más eficiente el gasto” y ha recalcado que “lo importante es la salud de la personas. Lo fundamental es que los pacientes reciban una atención de la máxima calidad sin tener que pagar por ello