Notas de Prensa

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad preside el pleno del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer

  • En el marco de la Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género
  • Mato pide la colaboración de todos los agentes implicados y recuerda que “el silencio es cómplice de la violencia”
13 de febrero de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha presidido hoy el pleno del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer. De este modo, pretende relanzar el funcionamiento de este organismo, cuya creación contempla la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género en su artículo 30. La reunión se ha celebrado en el marco de la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género, que anunció la semana pasada en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados.
 
Junto a Mato, han participado en el encuentro, por parte del Ministerio, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, y la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández. Además, han acudido representantes de los Ministerios de Justicia, Interior, Hacienda y Administraciones Públicas y de Educación, Cultura y Deportes.
 
Asimismo, han estado representadas instituciones del Estado como el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía contra la Violencia sobre la Mujer. También han participado representantes de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias. Tal y como prevé el decreto 253/2006, que regula el funcionamiento del Observatorio, han estado presentes las asociaciones de mujeres, organizaciones empresariales, sindicatos, asociaciones de consumidores y usuarios, ONG y expertos en el estudio de la violencia contra las mujeres.
A todos ellos, la ministra les ha pedido “colaboración” para optimizar las políticas encaminadas a acabar con esta lacra. Como objetivos, se ha marcado el apoyo a las víctimas, para que denuncien y ningún agresor quede impune, porque “el silencio es cómplice de la violencia”; la asistencia a los menores que conviven con ellas y la especial atención a las mujeres que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad. Se trata de los ejes básicos del Plan Personalizado contra la Violencia de Género y de una tarea en la que pretende involucrar a toda la sociedad. En cuanto a los asistentes al pleno, la petición ha sido recibida de forma positiva, y han expresado su disposición a trabajar junto al Ministerio.
 

El Observatorio Estatal tendrá un importante papel en esta labor. Tal y como establece la ley, se encargará de asesorar, evaluar, elaborar informes y propuestas de actuación en materia de violencia de género, con especial a atención a las mujeres con especial riesgo de sufrirla o con mayores dificultades para acceder a los servicios. De este modo, se realizará un diagnóstico de la magnitud del fenómeno y de su evolución, para asesorar de forma más rigurosa las políticas en esta materia.