Estrategia Española en Trastornos del Espectro del Autismo

La Estrategia Española en Trastornos del Espectro del Autismo Arxiu doc. S'obrirĂ  en una finestra nova  es el marco de referencia en la definición de las políticas y acciones estatales, autonómicas y locales sobre las personas con trastornos del espectro del autismo (TEA).

Las líneas de trabajo y los objetivos previstos en la Estrategia están orientados a favorecer el respeto a la vida independiente, la autonomía, la participación e inclusión plenas, la igualdad, la accesibilidad y la no discriminación. Estas líneas constituyen el soporte esencial para mejorar la inclusión social, la calidad de vida y la protección de los derechos de las personas con TEA. 

La Estrategia contempla 15 líneas estratégicas con objetivos definidos que servirán de guía para el desarrollo de medidas concretas, siendo 4 de ellas transversales: 1) concienciación y sensibilización, para favorecer la inclusión de las personas con TEA y promover una imagen positiva y real de sus capacidades; 2) accesibilidad, para reducir las dificultades en la comprensión de la información; 3) investigación, para favorecer la coordinación de recursos, el desarrollo, la innovación y la transferencia de conocimiento y 4) formación de profesionales que intervienen en todo el recorrido vital de las personas con esta discapacidad.

Las 11 líneas estratégicas restantes se centran en la salud, con propuestas que favorecen la detección temprana de los TEA, el acceso a un diagnóstico e intervenciones integrales especializadas y el asesoramiento y atención temprana tras la confirmación del diagnóstico. En el ámbito educativo, objetivos para promover la inclusión escolar y el éxito educativo del alumnado con TEA mediante la especialización, innovación y flexibilización de las modalidades de escolarización a lo largo de todas las etapas de la vida. En el empleo, medidas que potencien los servicios de orientación laboral y que faciliten el empleo, tanto privado como público. En la inclusión social, participación y vida independiente, facilitando recursos para la vida adulta, los servicios de promoción de autonomía personal, la mejora del tejido asociativo, el apoyo a las familias y el acceso de las personas con TEA a los recursos comunitarios. Y, finalmente, propuestas que promueven la justicia y el empoderamiento de derechos o la consolidación de la calidad, equidad y sostenibilidad de los apoyos facilitados.

Para la implantación de la Estrategia se está elaborando un Plan de Acción, que contendrá las medidas y acciones concretas para cumplir los objetivos, agentes participantes y responsables de su implementación, el calendario de acciones a desarrollar, los recursos necesarios para el desarrollo de las actuaciones y un método de evaluación mediante indicadores.

 

Si desitja localitzar informació relacionada amb el contingut d'aquesta pàgina, utilitzi el cercador