Informe semanal de situación gripe pandémica A/H1N1

Viernes, 7 de agosto de 2009

Como consecuencia de la nueva estrategia acordada por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y a partir de la información remitida por la Red de Médicos Centinelas del Sistema de Vigilancia de Gripe en España, la tasa estimada de gripe en atención primaria en la semana del 27 de julio al 2 de agosto fue de 36,04 casos por 100.000 habitantes.

Esto permite calcular que en España se podrían haber producido en la semana mencionada 16.105 casos de gripe clínica. De los casos analizados, el 76% han resultado positivo para el nuevo virus de la gripe A H1N1 y por tanto se estima que el número de casos de la nueva gripe A H1N1 que podrían haber ocurrido en esa semana, sería de unos 12.270.

En estos momentos puede afirmarse que la práctica totalidad de los casos han evolucionado de manera positiva, con una recuperación favorable de las personas afectadas en pocos días con los tratamientos convencionales.

Hasta la fecha se han atendido 66 casos graves en UCI desde que la OMS anunció el inicio de la alerta por gripe A H1N1 a finales del pasado mes de abril. De ellos, 33 pacientes han ido dados de alta de UCI y 26 permanecen en estas unidades con pronóstico grave, pero estables.

Hasta la fecha, se han reportado en España un total de 8 defunciones asociadas a esta nueva infección.

Por el momento los grupos de población más afectados son adolescentes y adultos jóvenes.

Este nuevo sistema de vigilancia está en consonancia con las recomendaciones de vigilancia epidemiológica de la OMS para que sean adoptadas por los distintos países.

En esta semana, la tasa de infectados en España es inferior a la estimada en el Reino Unido (con 72 casos por cada 100.000 habitantes, según la Agencia Británica de Protección de la Salud), Bélgica (con 66 casos por cada 100.000 habitantes, según el Instituto Científico de Salud Pública) y en Francia (con 48 casos por 100.000 habitantes, según el Instituto de Vigilancia Sanitaria).

El cambio en el sistema de vigilancia ha sido decidido por el Pleno del Consejo Interterritorial del SNS siguiendo las recomendaciones de la OMS, debido a que en las fases anteriores de la enfermedad (al inicio de la pandemia) era importante identificar cada caso y confirmarlo, ya que la información disponible sobre esta nueva infección era escasa y cada caso nuevo aportaba mucha información para saber sobre el foco de la enfermedad, el riesgo, los factores asociados, la gravedad y la evolución del virus, y también porque cada caso detectado debía ser investigado a fin de identificar posibles contactos y limitar así la difusión de la infección.

Una vez que estamos en fase 6 de la pandemia, ello significa que el virus está circulando libremente y no es posible contener su extensión; ahora, para valorar la evolución de la enfermedad y las medidas que hay que tomar, sólo es necesario identificar y confirmar algunos casos. Esto se consigue a través de la Red de Médicos Centinelas. Esta red, constituida por médicos repartidos por toda la geografía española, permite ver la tendencia de la infección. Con esta nueva estrategia de vigilancia epidemiológica sólo es necesario confirmar el diagnóstico en una muestra.

Por esta razón, las autoridades sanitarias españolas (tanto estatales como de las CCAA) han decidido de forma conjunta y unánime centrar la vigilancia epidemiológica en:

El cambio en el sistema de conteo de casos es sólo un procedimiento de vigilancia epidemiológica y no impide el tratamiento médico y los cuidados necesarios a todos los pacientes, según criterio clínico.

Para un seguimiento de la situación Internacional pueden dirigirse a las páginas de la OMS (http://www.who.int/es Se abrirĂ¡ en una ventana nueva. ) o del Centro Europeo para el Control de Enfermedades (http://www.ecdc.europa.eu Se abrirĂ¡ en una ventana nueva. )

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador