Notas de Prensa

Carcedo: "Estamos ultimando un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente con intervenciones en la calidad del agua, los riesgos químicos emergentes o temperaturas extremas"

  • La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones inaugura la jornada “Justicia intergeneracional en la crisis climática”, organizada por la ONG Save the Children y que se desarrolla dentro de la Cumbre del Clima
  • Esta iniciativa va a englobar intervenciones en todas las áreas relevantes para la salud y clima como por ejemplo la calidad sanitaria del agua, los riesgos químicos emergentes o las temperaturas extremas
  • “Además –ha explicado Carcedo- el Plan incluirá la puesta en marcha de un sistema de indicadores de salud y cambio climático que nos ayuden a conocer las condiciones reales de cambio y a diseñar una transición justa a través de medidas distintas en función de las características de los territorios y las personas”

2 de diciembre de 2019.- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha anunciado hoy en la inauguración de la jornada “Justicia Intergeneracional en la crisis climática”, que “el Ministerio está a punto de terminar un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente en el que contamos con otros ministerios, gobiernos regionales y expertos”.

En esta jornada, organizada por la ONG Save the Children, que se desarrolla dentro de la Cumbre del Clima, la ministra ha asegurado que “este Plan describirá los principales factores ambientales que influyen en la salud humana y establecerá los objetivos y líneas de intervención”. En concreto, Carcedo ha detallado que esta iniciativa va a englobar acciones en todas las áreas relevantes para la salud y el clima.

Así, abordará temas como el impacto sobre la salud de la calidad del aire, la calidad ambiental de interiores, la calidad sanitaria del agua o la gestión de productos químicos. Asimismo están recogidas áreas como los riesgos químicos emergentes, los disruptores endocrinos, biomonitorización, la radiactividad ambiental y los campos electromagnéticos y radiaciones no ionizantes.

Dicho Plan tratará también la radiación UV, el ruido, los vectores transmisores de enfermedades, las temperaturas extremas y la calidad del hábitat y las ciudades verdes. Asimismo, todo lo relacionado con la contaminación industrial y la relación entre el cambio climático y la salud.

“Además –ha explicado Carcedo- el Plan incluirá la puesta en marcha de un sistema de indicadores de salud y cambio climático que nos ayuden a conocer las condiciones reales de cambio y a diseñar una transición justa a través de medidas distintas en función de las características de los territorios y las personas”.

Otras medidas

La ministra ha recordado que España cuenta ya con otras medidas como “el Plan de Prevención de los Efectos para la Salud de los Excesos de Temperaturas, que ha tenido resultados significativos en la reducción de muertes, o el Plan de Preparación y Respuesta frente a Enfermedades Transmitidas por Vectores”.

Carcedo ha hecho hincapié en que, en esta lucha, debemos implicarnos todos: “Además de los gobiernos cada persona que habita el planeta tiene la responsabilidad de protegerlo de una catástrofe presente o futura” y ha admitido que “el cambio climático es una oportunidad de superación para la humanidad. Si no actuamos más rápido, las víctimas provocadas por el clima y los factores ambientales seguirán aumentando”.

Implicación de los más jóvenes

La ministra Carcedo ha indicado que, ante esta situación, los ciudadanos, especialmente los más jóvenes, sienten impotencia: “Perciben los problemas del clima y cómo estos afectan al planeta y a su salud pero sienten que no pueden hacer nada”. Y ha lanzado un mensaje de aliento: “Estamos aquí porque creemos que se pueden tomar medidas y que la unión hace la fuerza”.

Por ello, ha invitado a los asistentes a la COP25 a no consumir de forma irreflexiva porque cada acto de consumo que realizamos tiene consecuencias. Como echar al cesto de la ropa sucia un vaquero cuando solo nos lo hemos puesto una vez, beber agua en botellas de plástico o desplazarnos en coche para ir al colegio. “Nuestras decisiones de compra tienen repercusión en nuestra salud, en el medio ambiente, en las condiciones de trabajo y en el desarrollo económico”, ha subrayado Carcedo.

En esta línea ha explicado que hace catorce años el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social puso en marcha el concurso escolar Consumópolis con el objetivo de apostar por la educación en este ámbito y para avanzar en la construcción de una sociedad saludable, solidaria y sostenible. Y ha animado a los más jóvenes a hacer también una labor de concienciación con sus padres: “reciclar, no poner la calefacción a tope o no dejar la pantalla del ordenador toda la noche encendida”.

Documentos de interés

Carcedo con los participantes en la jornada "Justicia intergeneracional en la crisis climática" Se abrirá en una ventana nueva