Notas de Prensa

María Luisa Carcedo destaca los beneficios sociales y económicos del programa de termalismo del Imserso, en su 30 aniversario

  • El programa facilita el acceso de los pensionistas a tratamientos termales a precio reducido y potencia el desarrollo económico de las zonas donde están los balnearios, contribuyendo a crear y mantener el empleo
  • La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones ha visitado esta mañana el balneario de Alange (Badajoz)

1 de agosto de 2019.- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha visitado este jueves el balneario de Alange (Badajoz), que forma parte del programa de termalismo social del Imserso.

La Ministra ha valorado la doble función del programa, que cumple 30 años. Por una parte, facilita el acceso de los pensionistas a precios reducidos. Además, contribuye a potenciar el desarrollo económico de las zonas donde se encuentran los balnearios, contribuyendo a la creación y mantenimiento del empleo.

El programa se desarrolla desde el mes de febrero hasta diciembre, ambos incluidos, y los turnos de estancia en los balnearios pueden ser de 10 y de 12 días.

Está previsto que a lo largo de la campaña actual 2019, el programa cuente con unos 250.000 beneficiarios, 50.000 más que en la convocatoria anterior. En la temporada 2020, se calcula que también participarán 250.000 personas.

Desde su creación, en el año 1989, se han beneficiado del programa de termalismo social mismo más de 3 millones y medio de personas.

Los beneficiarios son pensionistas de jubilación e invalidez, pensionistas de viudedad mayores de 55 años, el resto de pensionistas y perceptores de prestaciones o subsidios de desempleo con 60 años o más y asegurados o beneficiarios de la Seguridad Social con 65 años o más (aunque no sean pensionistas). Además, se reconoce la posibilidad que les acompañen los hijos con discapacidad igual o superior al 45%.   

El programa está considerado como una prestación socio-sanitaria, complementaria a las prestaciones de la Seguridad Social, que tiene como objetivo principal proporcionar al colectivo de personas mayores, que por prescripción facultativa precisen tratamientos para problemas osteo-articulares o respiratorios, la posibilidad de acceder al disfrute de turnos de estancia en balnearios a precios reducidos.

El importe total de los contratos con los balnearios que participan en el programa (para las temporadas 2019 y 2020 y una posible prórroga) asciende a 403.940.504,82 euros. El Imserso aporta el 30,17% (121.856.972,27 euros) y los usuarios el 69,83% (282.083.532,55 euros).