Notas de Prensa

Carcedo destaca el papel protagonista de CC.AA. y entes locales en el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud y los servicios sociales

  • Jornada Informativa El Comercio
  • La ministra se muestra decidida a consolidar el SNS así como el Sistema de Servicios Sociales y la atención a la dependencia
  • María Luisa Carcedo destaca que los PGE contemplan 6.400 millones más de financiación autonómica, que permitirá “la necesaria mejora” de las políticas del sector sanitario y social que gestionan las CC.AA.
  • “La descentralización ha favorecido el acercamiento de los servicios públicos a los ciudadanos y su adaptación a las necesidades de cada territorio”.
  • Carcedo ha puesto a Asturias de ejemplo en la preservación de los sistemas sanitario y social frente a los recortes. “No es casualidad que en Asturias el porcentaje de ciudadanos que creen que el Sistema Nacional de Salud funciona bien o bastante bien sea de un 84% frente al 68% de la media nacional”.
  • La ministra señala que más del 57% de los PGE están destinados a medidas sociales
  • Carcedo desgrana 15 medidas, entre ellas, la eliminación de los copagos, recuperar las cotizaciones de las cuidadoras familiares de la dependencia, la asistencia sanitaria como derecho universal, el Plan para la Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias o el Anteproyecto de Ley para la Protección Integral de la Infancia frente a la Violencia

21 de enero de 2019.- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha asegurado hoy en Oviedo que el Ministerio que dirige está decidido a consolidar el Sistema Nacional de Salud (SNS) así como el Sistema de Servicios Sociales y la atención de la dependencia. “Y somos conscientes del papel protagonista” que tienen las comunidades autónomas y los entes locales en su funcionamiento.

La ministra, que ha pronunciado una conferencia durante la jornada informativa organizada por el diario El Comercio, ha señalado que el ministerio mantiene “una política de cooperación” con las administraciones autonómicas a través de redes sanitarias y sociales, y también de las estrategias nacionales de salud en el marco del consejo interterritorial y territorial y de las conferencias sectoriales.

Desde esta perspectiva territorial, María Luisa Carcedo ha destacado el incremento de 6.400 millones de euros más en los PGE destinados a la financiación autonómica, que permitirá a las autonomías impulsar las políticas del sector sanitario y social.

La ministra de sanidad ha destacado cómo la descentralñización ha favorecido el acercamiento de los servicios públicos a los ciudadanos y su adaptación a las necesidades de cada territorio. También el contrapeso que han representado autonomías como la asturiana frente a los recortes del Gobierno central en los últimos años en las parcelas de la sanidad y los servicios sociales.

Por ello, “no es casualidad que si en España un 68% de los ciudadanos consideran que el Sistema Nacional de Salud funciona bien o bastante bien, este porcentaje se eleve hasta el 84% en Asturias, es decir 16 puntos porcentuales más, según el Barómetro Sanitario de 2018”.  “O que haya un 20% de ciudadanos más que en otras comunidades autónomas que elegirían la sanidad pública frente a la privada si tuvieran que elegir”, ha añadido.

Carcedo ha hecho además un reconocimiento expreso a los profesionales sanitarios y del ámbito social “por hacer que el sistema funcione” y cumplir una importante labor social y económica “al estimular en su actividad cotidiana la investigación y la producción científica”.

MÁS DEL 57% DE LOS PGE, DESTINADOS A MEDIDAS SOCIALES

Tengo que decirles que más del 57% de los PGE presentados por el Gobierno están destinados a medidas sociales con el objetivo de intervenir en la realidad social de nuestro país, deteriorada por estos años de recortes y crisis”, ha manifestado la ministra.

En esta línea, María Luisa Carcedo ha destacado como prioridades el fortalecimiento del sistema de protección social, colocar en el centro de la acción política a las personas y recuperar y ampliar la base de una gran clase media.

Y para ello, el Ministerio trabaja en quince medidas. Alguna ya acometida como la restitución de la asistencia sanitaria como derecho universal. “No es todo lo que queremos hacer pero sí una parte importante de nuestra aspiración que se verá completada cuando consigamos que el derecho a la salud sea reconocido en nuestra Constitución como un derecho fundamental”, ha trasladado la ministra.

Además, ha manifestado que los PGE incluyen la eliminación de las barreras económicas que suponen los copagos farmacéuticos para pensionistas con rentas inferiores a 11.200 euros y perceptores de las prestaciones económicas de la Seguridad Social por hijo a cargo.

En el ámbito del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, “el Gobierno revierte en los PGE los recortes del RD 20/2012”. El Sistema atiende ya a 1.023.000 personas pero todavía tiene una lista de espera de 249.805 personas, 19,2%. “Por ello, el Gobierno incrementa en 831 millones (59,3% de aumento) su aportación a la dependencia, que alcanzará así los 2.231 millones, la mayor dotación de su historia”.

Con esta medida se recupera la prestación eliminada en 2012 de la cotización de cuidadoras, en su mayoría mujeres, se recupera el nivel mínimo y se incrementa un 31,7% el nivel acordado.

Además, el Ministerio trabaja con CC.AA, profesionales y pacientes en un Plan Estratégico para impulsar y actualizar el papel de la Atención Primaria en el Sistema Nacional de Salud. “La atención primaria sufrió de manera especial el impacto de la austeridad”, ha subrayado la ministra durante su intervención. Ello, junto con el dato de que la Atención Primaria resuelve más del 90% de la demanda en sanidad y es componente del gasto sanitario con fuerte capacidad redistributiva, “justifica una intervención decidida”.

La Estrategia para impulsar y actualizar la Atención Primaria consolidará una política de Recursos Humanos “que garantice la continuidad y la calidad de la atención primaria y contribuirá a su modernización con la introducción de tecnología, la mejora de la formación, la potenciación de la investigación y la atención a algunas áreas que, como la cronicidad y la salud pública, son de creciente importancia en nuestro país”.

En su relato de las medidas emprendidas por el Ministerio que dirige, Carcedo ha destacado su intención de paliar la situación de desequilibrio territorial entre profesionales. En este sentido, la ministra ha señalado que la financiación autonómica se incrementa en 6.478 millones de euros (un 6,45% más) en los PGE de 2019, parte de los cuales se destinarán a Sanidad lo que permitirá que todas las CC.AA. fortalezcan sus sistemas y plantillas.

Cuando hace cuatro décadas decidimos construir colectivamente un sistema de protección social, iniciamos un camino de prosperidad y estabilidad política sin precedentes en nuestra historia”, ha expresado la ministra. “En los años de bonanza económica empezamos a apartarnos de esa senda y durante la crisis simplemente la olvidamos. Ahora, contra viento y marea, es el momento de retomarlo y los PGE presentados por el Gobierno fortalecen nuestro sistema de protección y regresan a ese camino de prosperidad”.

En definitiva”, ha concluido, “colocan en el centro a las personas y recuperan y consolidan una gran clase media”.